Nuestro Blog

¿Qué debo estudiar para convertirme en cerrajero?

En vista de que el campo laboral de los cerrajeros nunca ha decaído, debido a que siempre hay personas que solicitan servicios de cerrajería para solucionar problemas o emergencias en su hogar, son muchas las personas que en estos últimos años se han interesado en convertirse en cerrajeros para así mejorar su calidad de vida. Por supuesto, cerrajero no se es de la noche a la mañana. Para ser un cerrajero profesional se necesitan adquirir ciertos conocimientos, habilidades, técnicas y experiencias que permitan brindar servicios de reparación, instalación o mantenimiento en los cuales las personas puedan confiar.

En concreto, se podría decir que un cerrajero es una persona con conocimientos, tanto a nivel práctico como teórico, en los tipos de elementos de cerrajería existentes, funcionamientos, niveles de seguridad y técnicas de apertura de puertas. En ese sentido, cabe destacar que los cerrajeros se especializan en los medios de acceso a los hogares, empresas o bienes, tales como las puertas, ventanas o cajas fuertes. Pues, después de todo, los cerrajeros no son más que aquellas personas que se encargan de que nuestros inmuebles se mantengan seguros al garantizar el óptimo estado de nuestros elementos de cerrajería.

¿Qué tendría que estudiar para ser cerrajero?

A ciencia cierta, no existen reglas o dogmas que digan quién es y quién no es cerrajero. Es decir, no se debe cursar ningún tipo de estudio concreto para ser cerrajero, simplemente se deben demostrar las habilidades necesarias, tanto prácticas como teóricas, para serlo. Caso similar a lo que sucede con las profesiones de mecánico o jardinero. Ciertamente, la mayoría de cerrajeros de nuestro país no han recibido una formación específica para ejercer su oficio, pero sí han tenido que pasar por muchas prácticas y aprender muchos conocimientos teóricos para poder brindar servicios de cerrajería a la altura de la exigencia de la clientela.

Por otro lado, existen los casos de cerrajeros que comenzaron a desempeñarse como tales sin tener los conocimientos suficientes y los fueron aprendiendo con el pasar de los años. También existen casos de cerrajeros que, una vez que se afianzaron en su trabajo, decidieron ampliar sus conocimientos comenzando una formación específica en el campo de la cerrajería. De igual forma, cabe destacar que un cerrajero nunca deja de aprender, pues todo aquel que se dedica a esta profesión se somete a una formación continua.

Eso quiere decir que, a medida que salgan nuevas tecnologías de seguridad al mercado, los cerrajeros van aprendiendo acerca de las nuevas tendencias en seguridad para ofrecer a sus clientes lo que le parece mejor en la actualidad. Es deber de un cerrajero estar al tanto de las nuevas cerraduras y los nuevos sistemas de seguridad que salen al mercado, así como los nuevos métodos de robo y apertura de puerta que utilizan los ladrones, para así garantizar la protección de su clientela con sus servicios. Un cerrajero desactualizado a nivel de conocimientos en seguridad es un cerrajero destinado al fracaso, sin lugar a dudas.

¿Cómo conseguir un trabajo de cerrajero?

Ciertamente no es nada fácil ganarse un puesto como cerrajero en un mercado tan competitivo como el de los servicios de cerrajería. Eso sí, existen dos formas claramente distinguibles de trabajar como cerrajeros y las pasamos a detallar a continuación:

Trabajar de cerrajero para una compañía de terceros que ofrezca servicios de reparación generales para el hogar o para una empresa de terceros exclusivamente dedicada a los servicios de cerrajería. La ventaja de trabajar para estas empresas es que tendrás trabajo seguro y no tendrás que publicitarte ni nada para comenzar a trabajar rápidamente. Si te interesa trabajar como cerrajero de esta forma lo único que debes hacer es buscar en Internet las empresas de tu localidad que puedan contratarte y enviarles un correo electrónico. También puedes optar por buscarlos en las páginas amarillas y llamarlos. De todas formas, no te preocupes por el cómo encontrar este tipo de empresas, pues, por suerte, las empresas que brindan servicios de cerrajería son muy populares hoy en día y las puedes contactar por cualquier medio fácilmente. Eso sí, no olvides preparar tu curriculum vitae para que puedas formalmente postularte para el trabajo de cerrajero.

La segunda opción para trabajar de cerrajero es hacerlo de forma independiente, es decir, ser un cerrajero autónomo, el cual debe gestionarse por sí mismo, conseguir clientes por sus propios medios y trabajar sin rendirles cuentas a nadie. La ventaja evidente de esta modalidad es que todo el dinero que ganes por cada servicio de cerrajería que prestes irá directamente a tus bolsillos y al de nadie más. De esa forma, podrás ganar más dinero ejerciendo como cerrajero, en teoría. Sin embargo, si eres nuevo y nadie te conoce, te será muy difícil encontrar clientes, lo cual te hará frustrar al no poder prosperar. Lo ideal es que promociones tus servicios de cerrajería mediante diferentes tipos de publicidad.

¿Qué capacidades hay que tener al margen de la formación?

Más allá de todo lo anterior dicho, un cerrajero debe estar disponible en todo momento, incluso en horario nocturno. Recuerda que el éxito de un servicio de cerrajería depende en gran parte de qué tan rápido sea brindado. Por lo tanto, un buen cerrajero debe tener una disponibilidad horaria absoluta y soportar largas, dinámicas y agotadoras jornadas de trabajo. Además, de eso un cerrajero tiene que ser muy cordial para ganarse la confianza de la gente y así lograr una cartera de clientes mucho más amplia y segura.

Nuestra recomendación es que practiques mucho cómo tratar a las personas de buena manera para ganarte su confianza en tus servicios. Por supuesto, si no acompañas el buen trato con un buen servicio, ninguna persona confiará en ti. Los cerrajeros, en resumen, han de ser rápidos al momento de acudir a resolver una urgencia, amables con las personas y, además, ser efectivos en el servicio que brindan. En fin, esperamos que este artículo te haya servido para responder las preguntas que tenías sobre la formación de los cerrajeros.

¿Por qué colocar rejas extensibles?

Las rejas extensibles son muy útiles para proteger los bienes de viviendas y negocios. Sin embargo existen una gran cantidad de tipos de rejas extensibles, dependiendo del diseño, tamaño

Las hay de diferentes diseños, dimensiones y calidades. Por lo que antes de adquirirla deberás apreciar lo que existe, para seleccionar la más conveniente.

¿Qué ventajas presenta las rejas extensibles?

La ventaja más significativa es que se instalan y desinstalan cuando lo desees, ya que algunas veces necesitarás el paso de personas por ese lugar y las podrás modificar, como otras veces necesitarás que no pase nadie. Son muy prácticas y agradables ya que evitarás sentirte como preso, y cambiarás el ambiente en ocasiones. Por ello cada vez hay más reemplazos de rejas fijas por móviles, además de ser de fácil instalación y económicas.

Se recomienda que contrates un profesional para la instalación, para que brinden mayor seguridad, ya que algunas personas apuestan a instalarlas y tal vez dejen imperfecciones, que pudiera llamar la atención de los ladrones. Por supuesto que esto generará un gasto extra pero es preferible para obtener mayor seguridad.

Si existe en el ambiente un agujero espacioso se podrán instalar estas rejas, tanto en el interior como en el exterior. Los negocios en su mayoría las prefieren en las puertas, ya que abrir y cerrar no resulta ruidoso.

Otra de las razones por las cuales se consideran muy seguras este tipo de rejas es gracias a que los materiales para su fabricación son muy resistentes, casi imposible de romper.

Si la reja es fabricada con sus medidas exactas y buenos materiales esta brindará la mayor protección, aunque se tenga que invertir más, a largo plazo verás el resultado.

¿Las rejas extensibles son seguras totalmente?

Decir que son totalmente seguras sería mentir, pues, ningún elemento de seguridad impedirá al 100% los robos, ya que algunas veces los ladrones son tan astutos que rebasan cualquier barrera, hasta conseguir su propósito. Por esto deberás tratar en lo posible de asegurar lo más que puedas con rejas fuertes y estar muy pendiente de no alejarte por mucho tiempo del lugar. De esta manera el ladrón le llevará más tiempo para tratar de abrirla y en ese lapso tal vez llegue la policía.

Lo que sí es muy cierto es que donde hay rejas los robos son menos frecuentes que donde no las hay.

¿Cómo se abre una reja extensible?

Es muy sencillo el mecanismo empleado para abrir y cerrar este tipo de rejas. Consiste en introducir la llave girar y deslizar la reja para dejar el agujero abierto, y para cerrarlo se hará lo contrario, se desliza y luego se cierra la cerradura. Si esta es de buena calidad será muy difícil que otra persona la abra. Y recuerda siempre no poner las cosas fáciles al ladrón para evitar su propósito.

 

¿Qué cerradura resulta más complicada de abrir?

Muchos robos que tienen lugar en nuestro país, es por tener una cerradura de mala calidad o antigua que hace que los ladrones puedan abrirlas sin problemas. Por eso hoy vamos a decirte cuál es la más complicada de abrir.

Si buscas la cerradura más segura para tu vivienda, no dudes en apostar por una cerradura que esté reforzada y que tenga además sistema antibumping. Hay numerosas marcas que las fabrican, por eso lo mejor será consultar con un cerrajero cuál es el modelo más actual para que te recomiende cuál es la que más se adapta a tus necesidades.

De cualquier forma por desgracia no existe en ningún tipo de cerradura que sea imbatible, aunque sí es cierto que este tipo de cerradura es la más segura de todo el mercado, lo que hace que la mayor parte de los robos no tengan éxito ya que los ladrones no van a poder abrir la cerradura.

La técnica del bumping es la más utilizada por los ladrones para abrir las cerraduras de las viviendas que quieren robar, por eso si instalas una cerradura con sistema antibumping, podrás garantizar mucho más la seguridad de tu vivienda. Y para que la cerradura sea mucho más segura, coloca en ella un escudo protector, que tiene un precio de entre ochenta y cien euros, y tendrás mayor seguridad ya que será mucho más complicado abrir la cerradura y los ladrones irán en busca de otra casa dejando en paz la tuya.

Aparte de instalar una cerradura antibumping con un escudo protector, es recomendable también poner una puerta de seguridad. Cuando estés en casa cierra la cerradura con llave, como mínimo con una o dos vueltas y déjalas puertas. De esta forma además de poder abrir más rápidamente, pondrás las cosas mucho más complicadas a los ladrones. Y para aumentar más la seguridad, cuando las dejes puestas, colócalas en modo diagonal para evitar que las puedan expulsar y contar con más posibilidad de abrir la puerta.

Por último es recomendable que cada pocos años cambies la cerradura para contar con el modelo más moderno y continuar con la seguridad que buscas, ya que los ladrones también se van modernizando y adaptando a las cerraduras nuevas.

Tipos de cerrojos que puedes instalar en tu puerta

A veces no es tan caro disfrutar de una buena seguridad para tu hogar, ya que no todo es instalar los mejores sistemas de seguridad como alarmas, si no que la vivienda tenga buenas cerraduras o cerrojos, que ayuden a que se impida el acceso a los ladrones. Por estas razones en cerrajeros Arturo Soria vamos a mostros algunos de los diferentes tipos de cerrojos que hay actualmente en el mercado, para que así puedas conocerlos un poco y adquirir un modelo perfecto para tus necesidades.

Los cerrojos dobles son muy seguros, se puede usar una llave para abrir el interior y el exterior, además esta llave te permite abrir y cerrar el cerrojo por ambos lados.

Los cerrojos electrónicos son muy fáciles de usar, además son muy cómodos ya que no hay que llevar llaves, si no que son abiertos con una tarjeta o un código de acceso, además de modelos que funcionan con smartphone.

Los cerrojos de cilindro son los mejores de seguridad, ya que hay una gran variedad de ellos a elegir, por ello podemos hablar de estos cerrojos como los más completos del mercado.

Por un lado, están los cerrojos de cilindro simple, que cuenta con una cerradura además de que bloquea la puerta en caso de intento de robo. Con poco presupuesto puedes poner este tipo de seguridad en tu hogar.

Por otra parte, están los cerrojos de cilindro doble, que son mas seguros que el modelo anterior, aunque la principal diferencia es que con este tipo de cerradura puedes usar la llave a ambos lados de la puerta, lo que aumenta su seguridad. Este es un cilindro básico para conseguir al menos un nivel de seguridad aceptable para tu hogar.

Los cerrojos sin necesidad de llaves es el cerrojo vertical sin llave, que es un modelo que consiste en una barra que se cierra por el marco de la puerta o del suelo, así se puede impedir que alguna persona pueda abrirla mientras el cerrojo este activo.

Los cerrojos digitales son iguales que los anteriores, pero con una gran ventaja, y es que funcionan de manera digital, con lo que sin un código o tarjeta es imposible acceder a la vivienda, incluso de huella dactilar, con lo que no tengas que llevar ni llaves para abrir tu hogar.

Que cerrojo poner en tu hogar

El cerrojo Fac 301 rp/80 es un buen cerrojo para cualquier puerta blindada, ya que cuenta con 6 claves exteriores con un nivel de seguridad realmente alto, un modelo que no decepciona, ya que se abrirá solo con un botón.

El cerrojo de seguridad Fac 946 rp-80 es un gran sistema de seguridad, ya que cuenta con un sistema antibumping que evita la entrada a ladrones. Un modelo que incluye una llave con unas seis claves de seguridad y una fuerte barra de seguridad que consigue bloquear la puerta por completo. Además, un sistema de bloqueo automático, una puerta perfecta para los que se preocupan de la seguridad.

El cerrojo Lince 7930 es un sistema de seguridad de Lince, que cuenta con un gran cilindro antibumping que es casi imposible de abrir. Esta opción busca evitar cualquier tipo de robo en la vivienda, además de sistema anti ganzúa, anti taladro y anti palanca.